DECIDIR ENTRE ESCASEZ Y ABUNDANCIA

Escuchar el artículo completo

Repite conmigo: “Yo decido vivir con abundancia. Yo elijo para mí una vida abundante”

Sí, lo decido, lo elijo. Porque vivir una vida abundante, es una decisión, una cuestión de actitud.

“Yo decido vivir con abundancia. Yo elijo para mí una vida abundante”

Es cierto que la forma en que miras la realidad viene condicionada por el entorno en el que has crecido. Por cómo te han educado, por lo que social y culturalmente has aprendido. Y es necesaria una toma de consciencia, algo que te haga salir del piloto automático y empezar a cuestionarte lo preestablecido.

Muchas veces esta toma de consciencia se produce después de una crisis vital de distinto tipo, como bien podría ser la maternidad. Y es entonces cuando estas preparada para replantearte esa mirada, cuando algo hace clic en tu interior y te das cuenta de que todo eso que te habían contado, todo eso que creías, ya no te parece tan verdad absoluta, ya no te sirve para explicar lo que estás viviendo o lo que ves a tu alrededor.

Ya lo decía Sergio Fernández en la primera página de su libro Vivir con abundancia: “Llega un momento en la vida en el que los seres humanos tenemos que vivir como si todo fuera un milagro o como si nada lo fuera

“Llega un momento en la vida en el que los seres humanos tenemos que vivir como si todo fuera un milagro o como si nada lo fuera”

Sergio Fernández

Decidir entre maternidad y abundancia. Ejemplo para madres emprendedoras.

Opción 1: Mentalidad de escasez

La primera opción que tienes en ese momento de encrucijada es elegir seguir mirando la realidad desde la escasez. ¿Qué quiere decir esto? Que darás el poder al miedo, que partirás de la base de que en este mundo no hay suficiente para todos, que la vida es lucha, que para que tu tengas alguien tiene que perder. Y te recuerdo que no estoy hablando sólo de dinero, vivir desde la escasez se aplica a todo, escasez de tiempo, escasez de amor, escasez de capacidades, etc.

Si eliges mirar la vida con las gafas de las escasez, eliges creerte, por ejemplo, que es imposible ser madre y emprendedora y hacer las dos cosas lo suficientemente bien. Que tienes que renunciar a una de las dos cosas o hacerlas las dos a medias, que no se puede ser buena madre y buena profesional, y ya ni hablamos tener tiempo y espacio para ti misma, tu ocio y autocuidado. Asumes que en tu vida no tienen cabida todos estos ámbitos, o al menos no de la forma que a ti te gustaría.

“Es imposible ser madre y emprendedora y hacer las dos cosas lo suficientemente bien”

Y tener esas gafas puestas, esa creencia en tu interior, determinará también lo que verás a tu alrededor, en qué parte de la realidad fijarás tu atención. Entonces, mirarás a tu alrededor y verás muchas mujeres que no consiguen conciliar su maternidad y su emprendimiento, que van siempre agobiadas y se quejan de lo difícil que es o incluso que han tenido que renunciar a alguna de las dos cosas. Y entonces dirás: “¿Ves? No se puede

“¿Ves? No se puede?”

Es más, incluso si alcanzas a ver a alguna madre emprendedora que disfrutan de su vida en todos sus ámbitos, tus gafas de la escasez te harán desconfiar de ella: “Seguro que es solo fachada, a saber lo que pasa realmente en su casa”.

“Seguro que es solo fachada, a saber lo que pasa realmente en su casa”

Y con estas ideas y creencias en tu cabeza, ya te anticipo que vas a llevar razón: difícilmente podrás llegar a conciliar estas facetas de tu vida. Para empezar porque “si no se puede ¿para qué lo voy a intentar?

“Si no se puede, ¿para qué lo voy a intentar?”


Opción 2: Mentalidad de Abundancia

Por el contrario, tu segunda opción es elegir mirar la realidad desde la abundancia. Centrar tu atención en la infinitud del universo, la naturaleza o el amor. En la infinidad de opciones que te ofrece la vida. Siguiendo con el ejemplo, si eliges las gafas de la abundancia, decides confiar en que sí que es posible encontrar el equilibrio entre tu maternidad y tu emprendimiento y tener una vida plena en un sentido amplio. Aunque aún no sepas cómo, confías en que puedes llegar ahí.

“Es posible encontrar el equilibrio entre tu maternidad y tu emprendimiento”

En este caso, al mirar a tu alrededor te fijarás en las mujeres que viven ese equilibrio que tanto anhelas, sean muchas o pocas. Sentirás una sana admiración por ellas y tratarás de aprender de su camino para dar pasos en el tuyo propio. “Si ellas pueden, yo también

“Si ellas pueden, yo también”

Y como su ejemplo te dará la certeza de que es perfectamente posible, harás todo lo que esté en tu mano para llegar ahí. Es cierto que si lo logras o no, no dependerá solo de ti, también de tus circunstancias. Pero lo que es indiscutible es que si lo crees, te lo propones y tomas acciones en esa dirección, tendrás muchas más papeletas de conseguirlo.


La Ley de la Atracción

Lo que te acabo de explicar es la conocida Ley de la Atracción de la quizás hayas oído hablar y que puede resumirse en la expresión “lo que crees, creas”.

“Lo que crees, creas”

En muchos sitios la he visto explicada como si fuera casi cuestión de magia, lo que no deja de sorprenderme. Porque yo la entiendo como algo mucho más lógico y racional. Simplemente, si crees que algo es posible tus decisiones y acciones irán orientadas a conseguirlo y aumentarán enormemente tus posibilidades de llegar ahí. Si no lo crees, no lo intentas, y entonces si que sería casi cuestión de brujería que pudieses llegar a ese destino.


Conciliar maternidad y emprendimiento es posible en una vida abundante.

Con todo lo que te he contado ¿estás lista para decidir ponerte las gafas de la abundancia? Cuéntamelo en comentarios. Yo, por mi parte, espero al menos haberte hecho reflexionar.

Y recuerda, si no quieres perderte ninguno de estos post, si quieres saber más sobre abundancia y el resto de temas con los que quiero ayudarte a romper techos, déjame tu correo y apúntate a la Comunidad Maternidad Exponencial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .