¿QUÉ ES UN MASTERMIND?

Como sabes, la semana pasada abrí las puertas a la segunda edición del Mastermind Maternidad Exponencial. Y muchas de las interesadas con las que he estado hablando estos días no tenían nada claro en qué consiste un grupo de mastermind. Por eso me he decido a escribir esta entrada en el blog y poder explicarlo mejor.

El concepto de Mastermind

Napoleón Hill, en su libro “Piense y Hágase Rico“, fue el primero en ofrecer una definición en este sentido:

“Un mastermind es la coordinación del conocimiento y esfuerzo de dos o varias personas que trabajan hacia un objetivo definido, en un espíritu de armonía”.

Napoleón Hill

Según Hill, cuando dos mentes se reúnen es inevitable que se genere una tercera “invisible e inmaterial” que llama “cerebro de grupo” o “tercer cerebro” y es precisamente esa inteligencia colectiva a la que se refiere el Mastermind.

Después de esta primera definición se han hecho muchas más. Te comparto algunas de las que más me gustan:

“Un mastermind es un grupo de personas con talento y motivación, cada una con un background diferente y maneras de pensar diferentes, pero todas concetradas en liberar el potencial del grupo”

Carlos Díaz

“Un Grupo Mastermind es un lugar donde puedes compartir tus retos y pedir ayuda constructiva, es decir, que te guiará hacia una solución”

Robert Dilts

De forma sencilla, y en mis propias palabras, un mastermind no es más que un grupo de personas que tienen un interés común y se unen para ayudarse a conseguir sus objetivos compartiendo experiencias, habilidades y conocimientos.

Foto de Oficina creado por tirachardz – www.freepik.es

Es importante apuntar que los grupos de mastermind tienen una cierta estructura formal y en ellos se utilizan técnicas y dinámicas de grupo que sirven para potenciar ese “tercer cerebro” o inteligencia colectiva. También hay unos valores compartidos y unos principios que rigen el grupo.

Por tanto, no puede considerarse un mastermind una reunión informal en la que se conversa y se dan opiniones. De hecho, uno de los principios fundamentales que siguen los mastermid es que se habla siempre desde la propia experiencia y lo que uno haría, no emitiendo consejos y dando opiniones que no tengan un fundamento en hechos.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que actualmente el concepto de Mastermind se ha ampliado y se utiliza para referirse a diferentes programas que combinan desde networking, hasta mentorías o formación. Y quizás de ahí provenga en parte esta confusión que existe alrededor de su significado.

El origen de los Grupos Mastermind

Aunque pueda parecer un fenómeno reciente, los grupos Mastermind se llevan utilizando mucho tiempo. Hay quien alude al Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda como primeros referentes en este sentido. También a Benjamin Franklin y su grupo “Juntos” con el que puso en marcha los primeros servicios de bomberos de EEUU.

Un famoso grupo de Mastermind, un poco más reciente, fue “The Vagabonds”, al que pertenecían Thomas Edison, Henry Ford, John Burroughs y Harvey Firestone ¡menudo equipo!. Como anécdota, he leído que cuando se incendió el laboratorio de Edison, Henry Ford le extendió un talón de 75.000$ y le dijo “vuelve a empezar”. (Datos extraídos del libro “Grupos Mastermind, Aceleradores del Éxito”)

Mastermind The Vagabonds: Tomas Edison, Henry Ford, John Burroughs y Harvey Firestone

En el ámbito de los negocios, la figura del mastermind empezó a hacerse popular porque los líderes y dirigentes de grandes empresas encontraban a veces demasiada carga en tener que tomar solos las grandes decisiones corporativas. Porque aunque contaran con la ayuda de un equipo directivo, sus aportaciones estaban claramente sesgadas por la jerarquía, porque tendemos a complacer a las personas en posición de superioridad. Y por eso comenzaron a cooperar entre ellos, en pequeños grupos en los que se ayudaban unos a otros a tomar decisiones teniendo en cuenta las perspectivas de todos los participantes y sus aportaciones honestas basadas en la propia experiencia, obteniendo así más claridad en sus ideas.  

Hoy en día también son muy habituales entre los emprendedores, que al igual que los grandes directivos se sienten solos en todo el proceso de comenzar y poner en marcha un negocio, con todas las decisiones que este proceso conlleva.

El uso extendido de los grupos de Mastermid es relativamente reciente, puesto que ha sido en los últimos años cuando más se ha popularizado.

El Mastermid Maternidad Exponencial

Yo misma no había escuchado hablar de ellos hasta hace relativamente poco, creo que fue en uno de los primeros capítulos del podcast de Charuca cuando conocí el término y me despertó interés.

Por aquel entonces llevaba ya varios años trabajando como autónoma desde mi propia casa y tenía esa sensación de soledad tan propia del emprendedor. Después de haber trabajado en una empresa durante mucho tiempo, y más allá de la compañía propiamente dicha, echaba en falta poder contar con un equipo con el que hacer una lluvia de ideas, debatir las decisiones a tomar o simplemente compartir una herramienta informática útil.

Yo no conocía otras emprendedoras con las que poder empezar algo así de forma informal, asique investigué en Internet, pero no encontré nada que me convenciera.

Asique empecé a leer mucho sobre el tema, a aprender dinámicas de inteligencia colectiva, a componerlo todo en mi cabeza. Mientras más conocía más me gustaba. Y mi idea fue tomando forma.

Decidí que quería organizar un grupo de mastermind, pero no uno cualquiera, uno para madres emprendedoras que, en diferentes puntos de su carrera, tuvieran la característica común de estar comprometidas con su desarrollo profesional y personal al mismo tiempo. Mujeres profesionales y también madres, que pudieran enriquecerse compartiendo experiencias sobre gestión de proyectos, márketing o productividad, pero también hablando sobre estrategias de conciliación o procesos de crecimiento personal.

Mastermind Maternidad Exponencial

Y así fue como en abril de este año, en pleno confinamiento, comencé mi propio grupo de Mastermid. Quizás te parezca un momento extraño para empezar algo así, pero no podía haber elegido uno mejor. Creo que precisamente por ser este año tan complicado mi experiencia con el Mastermind ha sido tan especial:

  • Porque todas hemos pasado momentos duros y hemos tenido que tomar decisiones difíciles, y en esos momentos y para esas decisiones, hemos estado juntas.
  • Porque este parón nos ha obligado a todos a repensar un poco nuestra vida y qué mejor manera de coger perspectiva que poder conocer las de otras personas.
  • Porque nos ha permitido estar cerca aún en la distancia y con todas las restricciones que hemos vivido.
  • Porque tampoco han sido tiempos fáciles a nivel emocional, y contar con un grupo de apoyo, que te escucha sin juzgar y entiende lo que estás sintiendo, no tiene precio.

Y tan buena ha sido mi experiencia que he decido hacerla llegar a más gente. Por eso he lanzado una nueva edición en la que yo misma dirigiré las sesiones para un nuevo grupo, para que aprendan la dinámica y puedan crear sus sinergias igual que lo hemos hecho nosotras. No sé si para cuando estés leyendo esto quedarán plazas, pero si quieres saber más en mi web tienes toda la info y puedes contactar conmigo.

Y ya sabes, apúntate a la Comunidad Maternidad Exponencial y serás la primera en enterarte de todo este tipo de novedades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .